MENSAJE PRESIDENTE RI

BARRY RASSIN
Presidente 2018-19

—————————————-

JUNIO 2019

Al recordar todo lo que he presenciado y a las personas que he conocido desde que asumí mi cargo de presidente de Rotary International en julio pasado, estoy seguro de algo: la capacidad que tiene Rotary para transformar para bien la vida de las personas no tiene parangón. Nuestro impacto va más allá de cualquier cosa que jamás me hubiera imaginado cuando me afilié a Rotary. Pienso en los rotarios que conocí en Pakistán y que colaboraron con la compañía Coca-Cola para mejorar el saneamiento de los barrios de Karachi y apoyar los esfuerzos de erradicación de la polio. Pienso en los rotarios de Puerto Rico que están ayudando a comunidades enteras en las labores de reconstrucción tras el Huracán María. Pienso en los rotaractianos de Alemania que están tratando de salvar a las abejas (cuya función como polinizadoras es tan importante para nuestro planeta) de la extinción. Pienso en los seis rotarios y rotaractianos que recibieron el reconocimiento Gente de acción: Jóvenes innovadores por su labor para crear soluciones novedosas a grandes retos durante el Día de Rotary en las Naciones Unidas celebrado en Nairobi (Kenia) en noviembre. Parece que fue ayer que estaba sobre un escenario en San Diego cuando les pedí Ser la inspiración en sus clubes, en sus comunidades y en el mundo. La respuesta que recibí fue una inspiración para mí. Ustedes están preparando el terreno para que los rotaractianos se conviertan en líderes futuros, al ayudar a la creación de nuevos clubes Rotaract e invitar a los rotaractianos a eventos y proyectos rotarios en sus comunidades. Además, ustedes trabajan en la realización de 4200 eventos en más de 100 países para celebrar el Día Mundial contra la Polio y llevan a cabo proyectos transformadores que producirán un cambio duradero en sus comunidades y en el mundo. Este año, fui testigo de cómo la labor de Rotary para consolidar la paz está dando frutos. Los 98 Becarios de Rotary pro Paz que están estudiando en nuestros Centros se graduarán pronto y se unirán a más de 1200 becarios para aplicar sus habilidades de resolución de conflictos a problemas que requieren solución. Este mes, Esther y yo viajaremos a Hamburgo (Alemania) para asistir a la Convención donde se reunirán personas de todas las razas, nacionalidades, religiones y antecedentes políticos que buscan mejorar la vida de todas las personas. Ver lo que Rotary significa para la gente (para las comunidades a las que servimos y para los rotarios mismos) ha aumentado mi aprecio y admiración por todo lo que es y hace Rotary. Pronto será tiempo de que Esther y yo regresemos a nuestro hogar en Nassau. Cuando estemos allí, miraré al extenso mar que rodea nuestra isla y me hará recordar las posibilidades infinitas que tiene Rotary y el sorprendente futuro que nos espera más allá del horizonte. Anhelo poder navegar hacia allá con ustedes.

—————————————-

MAYO 2019

Las personas que mejor me conocen, es decir, mi familia, saben que mi pasión por Rotary es infinita. También saben que no espero que se involucren en Rotary de la manera que yo lo he hecho. Es decisión de ellos hacerlo o no. Pero debo admitir que no puedo dejar de sonreír cuando toman la decisión correcta. Al final de la Convención de Toronto. el año pasado, mi nieta de 12 años se volvió hacia mí y me dijo: “Me siento inspirada a hacer algo. ¿Qué puedo hacer?” Naturalmente, hice lo que cualquier otro abuelo rotario haría: le pregunté si había un club Interact en su escuela. Cuando ella se enteró que no había, trató de organizar uno. Lamentablemente, el director de su escuela tenía otras ideas, pero no debemos dejarnos disuadir de ayudar a los programas rotarios para la juventud siempre que podamos porque su valor es incuestionable. Tomen como ejemplo los Seminarios de Rotary para Líderes Jóvenes (RYLA), que transforman a los jóvenes en personas más seguras y centradas y con una mejor comprensión del mundo que los rodea; es una transformación que me complació ver en mi nieto de 16 años después de que participara en uno de estos seminarios. Mi familia es solo el inicio. Donde quiera que voy, conozco a personas de todas las edades cuyas vidas han cambiado debido a nuestros programas para jóvenes. Ellos me dicen cómo, hace 5, 15 o 25 años, el Intercambio de Jóvenes de Rotary los ayudó a aprender un nuevo idioma o los expuso a una nueva cultura. Sus ojos se iluminan cuando hablan de cómo el Intercambio de Servicio para las Nuevas Generaciones los ayudó a avanzar profesionalmente, o cómo su afiliación a Rotaract despertó su pasión por retribuir a la comunidad. Los programas de Rotary para líderes jóvenes llevan cada año a cientos de miles de jóvenes nuestros ideales de servicio, amistad y desarrollo del liderazgo más allá de los clubes. Cuando prestamos servicio a los jóvenes, o en su beneficio (como clubes padrinos, colaboradores en proyectos y mentores), nuestro servicio saca a relucir lo mejor de nosotros y de Rotary. En mayo celebramos el Mes del Servicio a la Juventud y los clubes podrán celebrar de diferentes maneras. Al apadrinar a un club Interact o Rotaract, los clubes rotarios darán a los jóvenes de la comunidad las herramientas necesarias para tomar acción, convertirse en líderes y obtener una perspectiva global. Colaboren con sus clubes Rotaract locales en un proyecto de servicio. Familiarícense con los participantes en los programas para líderes jóvenes y compartan sus historias con la comunidad. Consulten más ideas en el Folleto de la Mención de Rotary de este año, el cual está disponible en la sección Premios del Espacio para socios en my.rotary.org/es. Este mes, Seamos la inspiración para los líderes jóvenes de la comunidad al brindarles mentoría, involucrarlos y trabajar codo a codo con ellos en proyectos importantes. Es una inversión en su futuro y en el mundo en el que vivirán cuando ya no estemos. Es una labor que enriquecerá nuestra vida y la de ellos para siempre.

—————————————-

ABRIL 2019

Cada dos minutos, muere una mujer por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto en algún lugar del mundo. Además, los bebés cuyas madres mueren en las primeras seis semanas de sus vidas tienen muchas más probabilidades de morir que los bebés cuyas madres sobreviven. Mis viajes alrededor del mundo como presidente de Rotary me han permitido conocer familias para quienes estos casos no son simplemente trágicas estadísticas. He conocido también a personas que están dedicadas a ayudar a las madres e hijos, y estoy lleno de esperanza y me siento muy orgulloso ya que muchas de estas personas son rotarias. En abril celebramos el Mes de la Salud Materno-Infantil en Rotary, por eso es el momento ideal para informarte sobre algunas actividades rotarias que te harán sentirte orgulloso. El otoño pasado, visité un hospital en Jekabpils, Letonia. Es un hospital moderno donde los médicos y enfermeras son atentos, dedicados y cualificados. Pero a pesar de todo su arduo trabajo, la tasa de mortalidad infantil del hospital se ha mantenido elevada por un factor que está más allá de su control: la falta de equipo de diagnóstico vital e incluso de equipo básico como incubadoras. Y ahí es donde interviene Rotary. Veintiún clubes de todo el mundo se unieron para solicitar una Subvención Global para satisfacer las necesidades básicas del hospital. En septiembre, cuando entré a la sala de maternidad, vi equipo de vanguardia y conocí a pacientes que estaban recibiendo los cuidados necesarios que toda madre e hijo merecen recibir. En Brasil, los socios de un club trabajaron con socios de un club de Japón en un proyecto financiado por una Subvención Global que aumentó radicalmente la capacidad de una unidad sobrecargada de cuidados intensivos neonatales. Las nuevas incubadoras, monitores y otro equipo han permitido al hospital local salvar las vidas de muchos bebés cada año. Asimismo, en Mongolia, un equipo de capacitación profesional de Nueva Zelanda brindó a médicos y parteras formación en técnicas de respuesta a emergencias, estableció un programa que mostró las mejores prácticas modernas a las parteras, condujo investigaciones y preparó un manual sobre educación para partos adaptado a cada contexto cultural. Entre 2013, cuando el equipo visitó Mongolia por primera vez y 2017, la tasa de mortalidad neonatal del país se redujo de 11,2 a 9,1 de cada 1000 nacimientos, y la tasa de mortalidad materna también ha disminuido. A esto me refiero cuando hablo del servicio transformador y en eso es en lo que se destacan los rotarios. Gracias a nuestras redes, presentes en todo el planeta, nuestra presencia comunitaria, que nos permite ver las necesidades más apremiantes, y nuestros conocimientos que abarcan innumerables habilidades y profesiones, podemos servir de una manera que no tiene parangón y Ser la inspiración con nuestra ayuda a los que más lo necesitan.

—————————————-

MARZO 2019
Una de las cosas que más valoro de ser presidente de Rotary International es la gente que llego a conocer. Gran parte de mi tiempo lo dedico a viajar y visitar clubes rotarios en todo el mundo. Una bienvenida rotaria es algo muy especial. Pero quiero decirles que no hay nada más afectuoso que las bienvenidas que me han dado los rotaractianos, esos jóvenes que están comprometidos con los ideales de Rotary, que han puesto todo su corazón en los proyectos de servicio y que a la vez se divierten.

Uno de los momentos más memorables de mis viajes recientes fue un viaje a Ghana donde visité un distrito que se jacta de tener cerca de 60 clubes Rotaract. Pero no se han quedado tranquilos con ese número de clubes; de hecho, están entusiasmados con un plan para duplicar esa cifra y estoy seguro que lo lograrán.

Los rotaractianos están inmunizando a los niños contra la polio. Están donando sangre donde el suministro de sangre es peligrosamente bajo. Están donando lavamanos a las escuelas donde anteriormente los niños no tenían manera de lavarlas. En resumen, prestan un servicio transformador: realizan proyectos que marcan una verdadera diferencia en sus comunidades.

En Nakivale, Uganda, un club Rotaract especial está marcando la diferencia en su comunidad, que es un asentamiento de refugiados. Estos jóvenes líderes están transformando lo que otros ven como desventajas, en oportunidades de servicio al establecer una comunidad y ofrecer nuevas oportunidades a aquellos que más lo necesitan.

En Turquía, los rotaractianos están visitando niños en los hospitales cada miércoles para levantarles el ánimo a través de juegos. Además, están brindando mentoría a nuevos estudiantes de sus universidades y enseñándoles destrezas de liderazgo.

Los rotaractianos están trazando el camino para que Rotary sea más relevante en este nuevo siglo de servicio. Además, la Semana Mundial de Rotaract, que celebraremos del 11 al 17 de marzo, es la oportunidad perfecta para conocer a rotaractianos locales y explicarles cómo pueden sus clubes trabajar juntos. Si tu club rotario no está apadrinando a un club Rotaract, no tienes que estar cerca de una universidad para hacerlo: los clubes Rotaract basados en la comunidad son una excelente opción. Recuerda además que los rotaractianos son parte de la familia rotaria.

Cuando los rotaractianos estén listos para dejar su club Rotaract, no queremos que dejen atrás a su familia rotaria. Le solicito a todos los rotarios que los ayuden a hacer la transición hacia un club rotario o a iniciar un nuevo club: estoy feliz de fundar tantos clubes como necesitemos para darle a todos un lugar donde se sientan como en casa y a la vez hagan del mundo un mejor lugar para vivir. El servicio debe ser divertido, inspirador y estar disponible a todo el mundo.

Si hay algo en lo que sobresale Rotary es su diversidad. En el pasado, eso a menudo significaba diversidad de profesiones, nacionalidades y perspectivas. Hemos avanzado mucho en lo que se refiere a la diversidad de edad y género, y cuando demos la bienvenida a más rotaractianos a nuestra organización, nos fortaleceremos aún más.

Rotary es poderoso. Junto a Rotaract, es imparable. Al trabajar codo a codo, tenemos el potencial de Ser la inspiración en todas las esferas de la sociedad y para todas las personas que conozcamos.

———————————-
Febrero de 2019

Durante mis viajes del año pasado, visité muchos distritos y clubes dinámicos y sólidos que están transformando sus comunidades. Cuando asisto a sus reuniones, puedo sentir la energía; cuando conozco a sus socios, puedo ver que son gente de acción y cuando observo sus comunidades, puedo comprobar el impacto de su labor.

También visité comunidades con clubes rotarios que eran simplemente clubes sociales. Ese no debería ser su propósito. Afortunadamente, hay un método simple que puede ayudar a revitalizar cualquier club.

Me gustaría retar a todos los clubes rotarios a desarrollar un proyecto de servicio de alto impacto. Cada club tiene el potencial y los recursos para hacer realidad un proyecto que tenga el poder de cambiar por completo la vida de las personas.

No hay que invertir millones de dólares. Uno de los proyectos más transformadores en los que he participado fue la donación de un jeep a un grupo de parteras en Haití. Les preguntamos a las parteras qué podíamos hacer por ellas y nos dijeron que necesitaban encontrar la manera de llegar donde las madres embarazadas que vivían en lugares remotos. Les donamos el jeep, lo pintamos de rosado y le pusimos el logo de Rotary. Tres años más tarde, regresamos para ver cómo les estaba yendo. Las parteras estaban encantadas con los resultados: la tasa de mortalidad de las madres y los bebés de esa región había disminuido en un 50 por ciento.

A eso le llamo un servicio transformador.

Pero los jeeps no duran para siempre y después de ochos años en la carretera, ese vehículo ya estaba llegando al final de su vida útil. Por eso, les compramos un vehículo Land Cruiser rosado. El vehículo les permite brindar atención prenatal a mujeres de esa remota región

¿Qué hace que un proyecto sea transformador? No implica una gran inversión de dinero, sino que tiene que llegar a la población y tener un impacto en la comunidad. Esa es la clave y ahí es donde entra en juego una investigación cuidadosa y exhaustiva, por eso es importante investigar, aprovechar tus recursos, buscar alianzas que puedan intensificar tu impacto y luego tomar acción.

Desde luego que el servicio es solo parte de lo que un club sólido debe ofrecer. Debe también contar con buenos oradores, desarrollar el liderazgo, involucrar a Rotaract e Interact y brindar beneficios a sus socios y razones para participar en los eventos rotarios.

Si tu club es transformador y está bien organizado, el resto marchará sin problemas. Los actuales socios se involucrarán y los socios potenciales estarán deseosos de unirse. La captación de fondos será más fácil: a la gente le encanta donar cuando sabe que su dinero está marcando la diferencia y que la organización es responsable. Tu club será dinámico, relevante y activo y Será la inspiración para sus socios y para la comunidad a la que sirve.

———————————

ENERO 2019

Aunque es difícil definir el Servicio Profesional, resulta fácil describirlo. Sencillamente, es el terreno en el que convergen nuestra vida rotaria y nuestra vida profesional. El Servicio Profesional se produce cuando nuestros ideales rotarios se expresan a través de nuestra labor.

Cuando regresé a las Bahamas después de unos cuantos años de trabajo en el exterior en el sector de la administración de la salud, observé que en mi país hacía mucha falta un centro de atención médico-sanitaria moderno. En aquel momento, solo contábamos con recursos inadecuados y obsoletos, y los pacientes que no podían hacerse atender fuera del país, a menudo no recibían la atención necesaria. Sin la experiencia que había adquirido en Estados Unidos, no habría podido hacer nada para mejorar la situación. Sin embargo, como tenía esa experiencia, me encontraba en una posición inmejorable para que mi labor tuviera un impacto positivo. Sabía que podía encauzar mi trayectoria profesional al servicio del bien y dedicar mi carrera a mejorar la atención médico-sanitaria en las Bahamas.

A medida que Rotary se convertía en parte de mi trayectoria, descubrí que el principio de Paul Harris que constituía la base de la organización —que no hay límites para la labor conjunta— también era cierto para mi profesión. Yo solo no podía modernizar el sector salud bahameño. Sin embargo, mediante alianzas con los médicos que con el tiempo fueron mis colegas en el Doctors Hospital y con los dedicados integrantes del personal hospitalario que trabajaron conmigo durante años, podíamos cambiar todo. Mi meta se hizo realidad, al compartirla con mis colegas y colaboradores.

Rotary pone de relieve la dignidad y el valor de toda profesión. Debemos recordar que entre los cuatro socios fundadores no había médicos ni pacificadores sino un abogado, un ingeniero de minas, un comerciante en carbón y un impresor. Desde el comienzo, la diversidad de sus profesiones aportó a Rotary una ventaja muy especial. Dicha diversidad se refleja en nuestro sistema de clasificaciones, destinado a garantizar que cada club sea representativo de las actividades profesionales y empresariales de cada comunidad.

Como bien lo resumió Paul Harris: «Cada rotario es el nexo entre el idealismo de Rotary y su negocio o profesión». Era cierto en su momento y debería seguir siendo cierto en la actualidad. Dedicamos a nuestras reuniones una o dos horas por semana, pero la mayoría de nosotros dedica casi todo su tiempo a trabajar. Por medio de Rotary, esas horas también constituyen una oportunidad de servicio y la oportunidad de Ser la inspiración para quienes trabajan con nosotros o para nosotros, y las comunidades a las cuales prestamos servicio.

—————————————

DICIEMBRE 2018

Es una tradición que el primer número de la revista The Rotarian del año rotario publique un perfil del presidente entrante de RI y de su familia. Siempre había leído esos perfiles con interés, pero nunca pensé que un día, yo pudiera invitar a un escritor de la revista a una reunión de mi club rotario. Nunca me ha gustado llamar la atención y la idea de que mi fotografía apareciera en la portada de la revista me hizo sentir incómodo. Pero cuando vi la foto que los editores habían elegido, no pude evitar sonreír porque la estrella de la fotografía definitivamente no éramos ni yo ni mi esposa Esther. La estrella era una bandada de flamencos, ninguno de los cuales estaba interesado en Rotary, y todos, excepto uno, se pavonearon frente a nosotros en la misma dirección.

No pude pensar en una imagen más apropiada para transmitir un mensaje a los rotarios. Ese flamenco que caminaba en la dirección contraria representaba mucho de lo que debemos hacer en Rotary. Ese flamenco sabe que los otros flamencos van en la misma dirección, pero también sabe que el camino que eligieron tal vez no sea el mejor. Quizás, solo quizás, hay un mejor camino y ese flamenco quiere echarle un buen vistazo antes de marchar con sus amigos. Y si, cuando se detenga y observe que esa nueva ruta parece mejor, llamará al resto de los flamencos para que vengan y le echen también un vistazo. Y quizás, solo quizás, todos elegirán ese mejor camino.

El cambio es difícil. Y cuanto más tiempo avancemos en una sola dirección, más amigos nos acompañarán y será más difícil dar la vuelta y hacer las cosas de diferente manera. Pero el cambio, no el cambio por sí mismo, sino el cambio cuidadoso, reflexionado y dirigido hacia una meta, es esencial para cualquier organización que desee evolucionar, seguir siendo relevante y avanzar en la dirección correcta.

Por tal motivo, les animo a echar un vistazo a esa foto, pero no me miren a mí. No se trata de mí. Se trata del flamenco. Se trata de tener la curiosidad, el valor y la convicción de mirar rutas diferentes que pudieran ser mejores, ya sea estén dando un paseo durante una bella mañana bahameña o estén ayudándonos a trazar el rumbo de nuestra organización.

NOVIEMBRE 2018

A principios de junio, hace más de 30 años, hice un viaje de negocios a Las Vegas. Para esa época tenía casi seis años de ser rotario y me consideraba un socio activo: asistía a cada reunión, era secretario de club, conocía a todos los socios de mi club. Para mí, Rotary era principalmente una organización comunitaria. Me hacía sentir una conexión especial con Nassau y quizá incluso con Bahamas, pero no más que eso.

Nunca había reflexionado mucho sobre Rotary más allá de las Bahamas y nunca había cruzado por mi mente viajar a una convención de Rotary. Pero esa primavera, me di cuenta que mi viaje a Las Vegas coincidiría con la Convención de Rotary International y pensé, ¿por qué no? Envié mi inscripción y pagué mi cuota de inscripción, sin siquiera sospechar que esa experiencia cambiaría mi vida.
Cuando crucé la puerta para ingresar a la Convención, quedé asombrado. Una cosa era saber que formaba parte de una organización mundial con más de un millón de socios en todo el mundo, y otra cosa completamente diferente era estar en medio de la Convención. Asistí a todas las sesiones generales, visité todos los estands de la Casa de la Amistad y consulté sobre proyectos que ni siquiera sabía que se podían realizar en Rotary. Esa Convención no solo abrió mis ojos; me inspiró a cambiar totalmente la manera como veía a Rotary, lo que Rotary podía hacer por mí y lo que yo podía hacer a través de Rotary. Esa inspiración me acompaña desde entonces y se renueva cada año, en cada Convención.
En junio de 2019, los rotarios de todo el mundo convergerán en Hamburgo para Disfrutar cada momento durante la 110ª Convención de Rotary International. Muchos como yo hemos estado asistiendo a las convenciones por muchos años y muchos otros vendrán por primera vez. Ya sea que estés buscando conectarte con viejos amigos, encontrar inspiración para un nuevo año rotario o simplemente ver de qué se trata Rotary; cada uno disfrutará su propio momento en Hamburgo.
Hamburgo es una ciudad portuaria que conecta a Alemania con el mundo y ha sido un centro económico y cultural por siglos. Es un lugar maravilloso donde puedes pasear a orillas del lago, viajar en bote por el río Elba, cenar, escuchar buena música y explorar museos fascinantes. Es también el lugar ideal para iniciar tus vacaciones por Europa.
Si eres un asistente asiduo de las convenciones, no querrás perderte la experiencia de amistad e inspiración que encontrarás en Hamburgo. Y si nunca has asistido a una Convención, considera esta mi invitación personal. Inscríbete en riconvention.org antes del 15 de diciembre para aprovechar los descuentos y deja que esta convención Sea la inspiración para tu experiencia en Rotary.


OCTUBRE 2018
Todos los jueves por la mañana, recibo un correo electrónico de la Organización Mundial de la Salud que me informa sobre la situación actual de la erradicación de la polio. El correo también contiene información abundante, país por país: dónde y cómo se realizan las campañas de vacunación, cuántos millones de niños se están vacunando y dónde ha encontrado la vigilancia ambiental evidencias de virus circulante. Pero cada semana, cuando ese correo electrónico aparece en mi bandeja de entrada, mi corazón parece detenerse por un momento hasta que leo las primeras líneas y me entero si un niño ha quedado paralítico por el poliovirus salvaje esa semana.
Esa, mis amigos, es la situación actual de nuestra labor de erradicación de la polio. La pregunta en mi mente cuando abro ese mensaje no es cuántos miles de casos podríamos ver en un año, tal como sucedía hace poco tiempo, o inclusive cuántos cientos de casos. Más bien, cuando llega el correo de la OMS cada jueves, la única pregunta que me planteo: ¿se presentó un nuevo caso esta semana o no?
Hace treinta años, 1000 niños quedaban paralíticos por la polio cada día. Desde entonces, hemos presenciado nuestro avance, año tras año, semana tras semana. Hemos celebrado cuando país tras país, región tras región se han declarado libres de polio. A medida que nos hemos acercado a nuestra meta y el número de casos ha bajado cada vez más, los niños que reflejan esas cifras son cada vez menos. Cuando abro ese correo electrónico, no me pregunto cuál será la cifra. Me pregunto, ¿quedó paralítico un niño esta semana o no?
Estamos tan cerca de la erradicación, pero todavía queda mucho trabajo por hacer.
Este mes, le pido a cada club rotario que nos ayude para que Pongamos Fin a la Polio al conmemorar el Día Mundial contra la Polio el 24 de octubre. El año pasado, miles de clubes rotarios en todo el mundo organizaron actividades de sensibilización y recaudaron fondos para la erradicación de la polio. Este año, queremos ver más eventos que nunca en conmemoración del Día Mundial contra la Polio. Si has planificado una actividad, asegúrate de inscribirla y promoverla en endpolio.org/es para que más personas puedan participar. Si todavía no lo has hecho, no es demasiado tarde; visita endpolio.org/es para consultar ideas, información sobre el evento Livestream de este año y recursos para ayudar a tu club a organizar una actividad exitosa.
El Día Mundial contra la Polio es una magnífica oportunidad para que los clubes realcen a Rotary, y nuestra labor histórica para erradicar la polio, en sus comunidades. Es también una excelente forma de aprovechar el desafío de la Fundación de Bill y Melinda Gates: por cada dólar que Rotary recaude para la erradicación de la polio, la Fundación Gates donará dos dólares más. Acompáñanos a conmemorar el Día Mundial contra la Polio este 24 de octubre y Sé la inspiración para un mundo libre de polio.


SEPTIEMBRE 2018.

Imaginen si pudiéramos tomar una fotografía de todo el trabajo que hace Rotary en un día. Nadie – salvo los rotarios – creería que una sola organización sea capaz de alcanzar tantos logros. En esa fotografía, verían a dedicados voluntarios trabajando para erradicar la polio, estructurar microcréditos, suministrar agua salubre, dar mentoría a los jóvenes y otras innumerables actividades.

Podemos hacer todo esto gracias a nuestro alcance geográfico y al hecho de que nuestros clubes están integrados por personas involucradas en sus comunidades. Como parte de la comunidad a la que sirven, conocen sus necesidades, tienen los contactos y pueden tomar medidas inmediatas. Por eso es que la membresía de cada club rotario debe reflejar la diversidad de la comunidad.

Hemos logrado grandes avances al respecto. En Egipto, Indonesia y Kenia, Rotary está logrando que un 50% de los socios sean mujeres. Estamos también expandiendo la diversidad de edades de nuestros clubes. En cada una de nuestras comunidades, los jóvenes profesionales están deseosos de contribuir con su talento, retribuir y aprender de sus mentores. Compartamos con ellos lo que es Rotary. El kit de herramientas para involucrar a los jóvenes profesionales que se encuentra en Rotary.org presenta un plan de acción para ayudarlos a acercarse a cada líder joven y ex becario de Rotary en sus zonas.

Otro recurso que puede ayudarnos a reflejar mejor nuestras comunidades – uno que sea mundial como nosotros, con un cuarto de millón de socios y que ya comparte nuestros valores de servicio y liderazgo – es Rotaract. Los rotaractianos son nuestros colaboradores. Colaboren con ellos en los proyectos, pídanles que sean oradores en sus eventos e invítenlos a afiliarse a sus clubes. Los rotaractianos dedicados en todo el mundo se están afiliando a Rotary y están incluso iniciando nuevos clubes rotarios mientras son todavía socios de Rotaract.

El mundo necesita a Rotary, y Rotary necesita clubes fuertes y socios involucrados para poder hacer más obras de bien. Es nuestra responsabilidad – tuya y mía – asegurarnos de que toda persona que muestre interés en afiliarse a Rotary reciba una invitación. Utilicen la herramienta de recomendaciones sobre membresía en Rotary.org, que ayuda a las personas interesadas en afiliarse a Rotary a ponerse en contacto con un club que sea apropiado para ellas. Garanticemos que cada socio tenga una razón para quedarse. Al crear clubes fuertes que se involucren en proyectos importantes y se diviertan durante el proceso, brindamos un valor a nuestros socios que no podrán encontrar en otra parte.

No nos guardemos la historia de Rotary – la historia captada en esas fotografías de servicio – para nosotros mismos. Los desafío a invitar a líderes de todas las edades, hombres y mujeres, que están buscando la manera de retribuir a los demás. Al hacerlo, serán la inspiración en sus comunidades y ayudarán a que Rotary siga haciendo obras de bien en todo el mundo.


Agosto 2018

Como dice un proverbio muy conocido, «Si quieres cambiar el mundo, ve a casa y ama a tu familia». Eso no significa que las personas deban ignorar las necesidades fuera de sus hogares, sino que deberían prestar atención a las necesidades que existen en el seno de sus hogares.

Puede ser tentador, cuando nuestra prioridad es el servicio, concentrarnos únicamente en aquello que parece servicio: los proyectos, la planificación o el trabajo que rinde un beneficio visible para aquellos que lo necesitan, pero para hacer una labor eficaz, debemos poner en orden nuestra casa. En Rotary, significa comportarnos de acuerdo con los principios de Rotary, tratando a los demás con respeto y cumpliendo con La Prueba Cuádruple. Significa maximizar nuestro impacto mediante una planificación minuciosa y una prudente custodia de nuestros fondos. Además, significa cuidar la salud a largo plazo de nuestra organización garantizando que nuestra membresía sea sólida, que se involucre y que goce de buena salud.

Nuestra membresía se ha mantenido en alrededor de 1,2 millones por 20 años. No estamos creciendo y nuestros socios son cada vez mayores. Tenemos demasiados clubes que no cuentan con los conocimientos o la motivación para generar un impacto: clubes que no saben lo que hacemos en el mundo, clubes que no conocen nuestros programas ni nuestra Fundación y que ni siquiera saben cómo involucrarse. Como la mayoría de nuestros socios son hombres, claramente no nos estamos esforzando lo suficiente para convertirnos en la organización preferida de las mujeres que desean servir a los demás.

Ante todo, somos una organización de membresía. Si queremos alcanzar las metas que nos hemos fijado, debemos dar prioridad a la membresía. Todos tenemos la responsabilidad de tomar este tema con seriedad, no solo invitando a socios potenciales, sino también asegurándonos de que los nuevos socios sean bienvenidos en clubes que les ofrezcan algo valioso. Si ves que alguien entra a una reunión y se muestra dudoso, asegúrate de que esa persona tenga un lugar donde sentarse y que participe en la conversación. Si te entusiasma un programa de Rotary, cerciórate de que tu club lo conozca y sepa cómo involucrarse. Si detectas una necesidad en la comunidad, habla al respecto en la reunión de la semana. Si queremos ser parte de una organización que sea sólida, activa y que tenga un impacto, comencemos en nuestra casa y seamos la inspiración en Rotary.


Julio de 2018

Hace un año, la Directiva de RI adoptó una nueva declaración de la visión que refleja nuestras aspiraciones para nuestra organización y su futuro: “Juntos construimos un mundo donde las personas se unen y toman acción para generar un cambio perdurable en nosotros mismos, en nuestras comunidades y en el mundo entero”.

Esa simple oración sintetiza lo que es esencial para Rotary. Nos unimos porque sabemos que somos mucho más fuertes juntos que solos. Tomamos acción porque no somos soñadores, sino hacedores. Trabajamos para generar un cambio perdurable después que nuestra participación ha finalizado, en el mundo entero y en nuestras comunidades. Y quizá lo más importante de todo, trabajamos para generar un cambio en nosotros mismos, no solo para construir un mundo mejor, sino que para ser mejores personas.

Una cita atribuida al escritor francés Antoine de Saint-Exupéry dice lo siguiente: “Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho”. Cada uno de nosotros llegó a Rotary porque tenía un anhelo: tener un impacto, marcar la diferencia, ser parte de algo más grande que nosotros mismos. Ese deseo, esa visión de un mundo mejor y nuestra labor para construirlo es lo que nos impulsa en Rotary. Es lo que nos llevó a afiliarnos, es lo que nos motiva a servir y es lo que me llevó a mí a elegir nuestro lema para este año rotario: Sé la inspiración.

Quiero ver que Rotary sea la inspiración para nuestras comunidades, haciendo una labor que tenga un impacto transformador. Es momento de avanzar, derribando las barreras que nos detengan. Hagamos que sea más fácil hacer ajustes en nuestros clubes o iniciar nuevos clubes que se ajusten a diferentes necesidades. Trabajemos para fortalecer a Rotaract y facilitar la transición de los clubes Rotaract a los clubes rotarios. Demos a todos los rotarios la flexibilidad de servir de maneras que sean más apropiadas para ellos, para que cada rotario encuentre un valor perdurable en su afiliación a Rotary.

Un servicio verdaderamente sostenible, el tipo de servicio por el que nos esforzamos en Rotary, significa ver todo lo que hacemos como parte de una ecología mundial más grande. Este año, les pido a todos ustedes ser la inspiración para ofrecer un servicio sostenible abordando el impacto de los problemas ambientales en nuestra labor. El medio ambiente desempeña un papel fundamental en todas nuestras seis áreas de interés, y ese papel se ha vuelto cada vez más importante a medida que aumenta el impacto del cambio climático. Es momento de dejar de ver el medio ambiente como un aspecto separado de esas seis áreas. El aire, agua y tierra limpia son esenciales para la salud de las comunidades, y esencial para un futuro mejor y más saludable.

Sé la inspiración – y juntos podremos inspirar al mundo.